Situación de presas y presos políticos en Nicaragua

Colectivo de Derechos Humanos / Noticias  / Situación de presas y presos políticos en Nicaragua
Presos Políticos - Foto: Carlos Herrera - Confidencial

En la semana comprendida entre el 01 y el 07 de junio 2019, en Nicaragua se dio la intoxicación de tres presos políticos en el Sistema Penitenciario “Jorge Navarro”, conocido como “La Modelo”. Resultando afectados el señor Carlos Alberto Aburto, originario de Jinotepe, Carazo y dos personas más originarias de Masaya. La hermana de José Luis Ortega, uno de los intoxicados, expresó públicamente que enviaron el mensaje con un preso político, negando que se hayan intentado suicidarse, sino que los médicos del penitenciario quisieron intoxicarlos con supuestas medicinas para el dolor. Según declaraciones de sus familiares, los síntomas que mostraron fueron: temblor en el cuerpo, dificultad al hablar y desvanecimiento corporal. Identificando como responsable al oficial Chacón, del Sistema Penitenciario La Modelo.

Se reportó también el traslado del periodista Marlon Powell al “Infiernillo”, celda de máxima seguridad, donde su salud había desmejorado, presentando síntomas de neumonía, problemas estomacales y dermatológicos.

El 27 de mayo de 2019 el joven campesino Diomedes Reyes, quien se encontraba en el exilio, fue detenido arbitrariamente cuando regresaba a Nicaragua procedente de Costa Rica. Este fue presentado en la vía judicial, junto al ciudadano José Luis Prado, el 5 de junio acusado de los delitos de tenencia ilegal de armas.

Además, el Colectivo de Derechos Humanos “Nicaragua Nunca+” tuvo conocimiento de las detenciones arbitrarias de: Pedro Luis Estrada, Jorge Luis Torres, en Managua, César Antonio Rosales Martínez y María Alejandra García en León; dos ciudadanos originarios de La Concepción, Masaya, dos excarcelados de Diriá, Granada, un joven en el Barrio Reparto Schick en Managua. También en Altagracia, la Isla de Ometepe, la Policía Nacional hizo varias detenciones arbitrarias, llevándose a un grupo de 6 personas que se encontraban manifestándose con globos y consignas en dicha ciudad.

A nivel judicial una vez más se reprogramó el juicio oral y público contra Marbis Salazar y Max Cruz (originarios de la Isla de Ometepe), para el 15 de julio de 2019. En Juigalpa, fueron declarados por un jurado de conciencia NO culpables: Antonio Velázquez Báez, Roberto Antonio López López, Minerva Castellón Morales, Agustín Antonio Dávila López, Wilber Rafael Flores González, Kener José Hurtado Lumbí, Óscar Gabriel Martínez Gutiérrez, Junior José Castellón Rueda y Welvin Javier Suárez Fernández.

Amenazas, asedio, intimidación y persecución política

Las amenazas e incidentes en Nicaragua contra manifestaciones continúan en aumento, se registran actos de intimidación y asedio contra los ciudadanos Edwin Alberto Juárez Aguirre, Eder Oniel Muñoz, Edward Martín Navarro, Juan Bautista Guevara Carballo (excarcelado) que denuncia presencia policial continua, Carlos Flores, entre otros casos. Desde amenazas de muerte, torturas, violencia sexual, hasta desaparición forzada, por haber participado en manifestaciones pacíficas. En varios casos se hicieron pintas o leyendas en sus casas de habitación como método de asedio e intimidación.

Represalias con farmacias y otros negocios que apoyaron el Paro Nacional: El Ministerio de Salud a través de sus Sistemas Locales de Asistencia Integral en Salud, ordenó cierre definitivo de al menos una docena de farmacias a nivel nacional, entre ellas: Farmacia Morazán (única en el municipio de San Ramón, Matagalpa), propiedad de la señora Ada Luz Morazán, hermana del preso político Alfonso Morazán Castillo; Farmacia Avellán, en Moyogalpa, Isla de Ometepe; Farmacia del Supermercado Santiago, en Jinotepe; Farmacia San Martín No. 2 en Camoapa. Así como el cierre definitivo de al siete farmacias en Managua, Tipitapa, Ciudad Sandino y dos cadenas farmacéuticas.

Los centros educativos privados que se sumaron al Paro Nacional fueron amenazados por el Ministerio de Educación con ser clausurados y retirados los permisos de educación si vuelven a sumarse a estas acciones de protesta cívica.