Impunidad en caso del incendio del barrio Carlos Marx

Colectivo de Derechos Humanos / Noticias  / Impunidad en caso del incendio del barrio Carlos Marx
casa quemada LP

A dos años, la masacre perpetrada en el barrio Carlos Marx, en Managua, donde murió la familia Velásquez Pavón a causa de un incendio provocado por fuerzas paraestatales bajo la vista y paciencia de la Policía Nacional, continúa en completa impunidad.

Gonzalo Carrión, presidente del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca +

Era el sábado 16 de junio de 2018, en horas de la madrugada, cuando la muerte golpeó a la familia Velásquez Pavón en Managua, Nicaragua, donde seis de sus miembros -entre ellos, dos niños- murieron incinerados en su casa de habitación, mientras dormían.

La Dirección General de Bomberos y vecinos de la zona coincidieron al responsabilizar a un grupo de encapuchados (fuerzas paraestatales), que lanzaron bombas molotov contra la vivienda situada en el barrio Carlos Marx.

Óscar Velásquez Pavón (46 años), su esposa Maritza López Muñoz (46 años), su hijo Alfredo (26 años), la esposa de este último, Mercedes Ráudez Álvarez (20 años) y sus dos hijos menores: Matías Eliseo Velásquez Ráudez, de cuatro meses de edad, y Daryeli Osmary Velásquez Ráudez, de 3 años, fueron las víctimas fatales de aquella tragedia que conmocionó a Nicaragua hace ya dos años.

Horas después del incendio, el equipo de defensores de derechos humanos conformado por Gonzalo Carrión Maradiaga, Lulio Salvador Marenco Contreras y Braulio José Abarca Aguilar llegaron al lugar de los hechos a verificar la masacre, realizando una visita in situ y documentando estas graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura Ortega Murillo en Nicaragua.

Video tomado de Confidencial /Esta Semana

“Ellos venían encapuchados, acompañados de policías, nos encerraron y nos quemaron vivos”, dijo a BBC Mundo Ana Velásquez, miembro de la familia que logró sobrevivir a la matanza al saltar al exterior desde el segundo piso.

“Eso fue el hombre (Ortega) que mandó a matar a esa familia, fueron los paramilitares con la Policía porque nosotros vimos el hecho. Yo siento amargado mi corazón pensando qué triste fue el sufrimiento de ellos cuando estaban pegándoles fuego”

expresó a LA PRENSA una tía de Mercedes Ráudez, víctima fatal del incendio

En medio de tanta violencia, el incendio quedó grabado en la mente de las y los nicaragüenses, quienes observaron este cruento suceso por medio de redes sociales de vecinos y rescatistas que trataban de salvar la vida de la familia, especialmente de los dos menores, cuyos cuerpos mostraban los estragos provocados por las llamas.

Janeth Velásquez López (conocida como Cinthia) sobrevivió al siniestro que se llevó a seis de sus familiares, incluido su padre. En una entrevista con BBC de Londres, dijo al periodista Will Grant, que sujetos con el rostro cubierto y armados golpearon los portones de la casa, luego, dispararon a la vivienda y finalmente, la incendiaron.

video tomado de Artículo 66 y 100% Noticias

Después de uno de los peores crímenes en la historia del país, el régimen de Ortega mantuvo asedio contra las y los sobrevivientes.

Acusaciones

Seis meses después, el 19 de diciembre de 2018 la Policía Nacional afirmó en un comunicado haber esclarecido ese crimen y lo atribuyó al Movimiento Estudiantil 19 de Abril, que supuestamente hizo una publicación en la que llamaba a “eliminar a sandinistas”.

Pese a que públicamente la Policía rompió el silencio que guardó durante seis meses sobre la muerte de la familia calcinada en una vivienda del barrio Carlos Marx para responsabilizar al Movimiento 19 de Abril, mientras guardaba silencio, de manera sistemática persiguió y hostigó a varias de las personas sobrevivientes.

Desde el Cenidh se acompañó a sus familiares, que incluso algunos de ellos fueron detenidos arbitrariamente y trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial “El Chipote” con la finalidad de forzarlos a cambiar la versión de lo ocurrido.

En la conferencia de prensa la Policía hizo graves señalamientos en contra de la doctora Vilma Núñez de Escorcia del Cenidh y de Gonzalo Carrión, presidente del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca+ y exdirector jurídico del Cenidh.

Inmediatamente después de cometido el horrendo crimen, el sujeto Gonzalo Carrión y otros miembros del Cenidh brindaron a medios de comunicación declaraciones falsas y sin ningún fundamento, responsabilizando de los hechos al Estado de Nicaragua y a la Policía Nacional, con el objetivo de encubrir a los verdaderos criminales”

expresó el comisionado general Luis Alberto Pérez Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), actualmente sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidas de Norteamérica y por la Unión Europea.

Las autoridades enjuiciaron a una estudiante y a un mecánico; Karla Vanesa Matus Méndez, y Amílcar Antonio Cortez Valle, por haber provocado el incendio. Ambos fueron liberados y relatan cómo los involucraron en un crimen que, aseguran, nunca cometieron.

Cuando Vanesa y Amílcar fueron llevados al juzgado y presentados como cómplices del crimen, ambos se sorprendieron porque jamás se habían conocido.

“Nunca en mi vida lo había visto, hasta el día que tuvimos la primera audiencia. Hasta ese día me di cuenta que nos acusaban a los dos por el incendio de esa casa. Ese mismo día nos presentaron; yo no sé nada de él y él no sabe nada de mí”

recuerda Karla Vanesa MAtus Méndez

Sanciones

El asesinato de la familia Velásquez Pavón fue señalado en el informe sobre la crisis del país, realizado por la Misión de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para Derechos Humanos (OACNUDH), el cual fue presentado en agosto 2018.

Según consta, la casa fue incendiada porque los dueños no permitieron a la Policía y a los francotiradores utilizar el tejado, se lee en el informe de la OACNUDH.

El hecho, de que hombres enmascarados junto con oficiales de la Policía estuvieron relacionados con el terrible incendio que consumió la vida de seis personas, tiene un gran peso para el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que en noviembre de 2018 publicó un informe detallado del evento, en el que además sanciona a la vicepresidenta Rosario Murillo y al operador político del FSLN Néstor Moncada Lau.

OACNUDH coincide con el Departamento del Tesoro sobre la intervención policial en uno de los casos más grotescos que ha conmocionado a la población nicaragüense. En el mismo comunicado, el Departamento del Tesoro también señala a la Juventud Sandinista y a la Policía de haber cometido graves abusos contra los derechos humanos de los nicaragüenses.

Foto cortesía END
Caso. Los dos acusados de incendiar una casa en Managua, donde murieron seis personas durante las protestas del año pasado, salieron de la cárcel hace una semana y relatan que las autoridades jamás presentaron ninguna prueba que demostrara su culpabilidad. Foto cortesía END