Francisco Javier Reyes Zapata

Colectivo de Derechos Humanos / 30 Mayo Nicaragua  / Francisco Javier Reyes Zapata
Doña Guillermina muestra la foto de su hijo asesinado el 30 de mayo

Publicación del diario La Prensa

A sus 34 años fue asesinado en Managua. El carácter reservado de Francisco, nunca lo frenó de mostrar el afecto que le tenía a su madre, Guillermina Zapata. Este joven era uno de los pilares más importantes para su mamá, pues comerciaba ropa con ella en Rivas y Salinas todos los fines de semana, y su cotidiana cercanía era remarcable. Esta estrecha relación madre-hijo, contrastaba con la convivencia que Francisco tenía con su papá, quién era policía. Se retiró después de la muerte de su hijo.

El fútbol y el calor familiar de las tardes entre primos y sobrinos, eran elementos esenciales en la vida de Francisco, a quien cariñosamente apodaban como “el zurdo”. 

Francisco recibió cuatro disparos: En la cabeza, en el pecho a la izquierda, a la derecha y en abdomen, mismos puntos que se tocan al hacer la señal de la Cruz. Murió instantáneamente. Algunos jóvenes intentaron llevarlo en una moto, pero no podían mantenerlo erguido. La masa encefálica comenzaba a brotar del agujero que causó la entrada de la bala. Posteriormente, una camioneta blanca lo llevó al Hospital Bautista, donde su mamá simplemente asistió a reconocer y retirar su cuerpo.

Puedes ver el texto completo aquí

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!