Crónica urgente para las periodistas nicaragüenses en el exilio

Colectivo de Derechos Humanos / Documentos  / Crónica urgente para las periodistas nicaragüenses en el exilio

Durante tres años, de 2018 a la fecha, la prensa independiente ha sido blanco de agresiones permanentes ejecutadas por la Policía, la fiscalía, el poder judicial y estructuras partidarias del Frente Sandinista (FSLN). Existe un patrón de detenciones ilegales y arbitrarias en contra de periodistas y personal de medios de comunicación.

En los últimos seis meses fueron detenidos el periodista Miguel Mendoza, el comentarista político Jaime Arellano, los representantes y directivos de medios de comunicación Miguel Mora, Juan Lorenzo Holmann y funcionarios/as de la Fundación Violeta Barrios, Cristiana Chamorro, Walter Gómez, Marcos Fletes y Pedro Vásquez.

La violencia ha escalado a niveles inimaginables, incluyendo la confiscación de La Prensa, el diario escrito más antiguo de la región; el allanamiento por segunda vez del medio Confidencial, propiedad de Carlos Fernando Chamorro, el exilio de más de 90 periodistas, 40 en los últimos meses como resultado de la implementación de las leyes represivas.

En 2020, el Observatorio de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, registró 1,678 agresiones contra periodistas y medios independientes, entre ellos apertura de procesos judiciales por injurias y calumnias en contra de los periodistas David Quintana, del Boletín Ecológico; Kalúa Salazar y Sergio León de Radio La Costeñísima. En 2021, continúa la escalada represiva. Hasta septiembre de 2021, PCIN contabiliza 1980 ataques.

En este contexto profundamente marcado por la violencia de estado es que se desarrollan estas cuatro historias de mujeres periodistas independientes que desde el exilio nos cuentan como continúan su labor en uno de los contextos más difíciles para ser periodista en la historia reciente.

Descargue aquí el artículo

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!