Agravamiento de las condiciones de nicaragüenses varados en la Frontera de Peñas Blancas

Colectivo de Derechos Humanos / Noticias  / Agravamiento de las condiciones de nicaragüenses varados en la Frontera de Peñas Blancas
varados en la frontera de Peñas Blancas

Diez días cumplen varados en la frontera de Peñas Blancas más de 400 nicaragüenses impedidos arbitrariamente de retornar a sus hogares por fuerzas antimotines y de migración de Nicaragua, cifra constatada por el Colectivo de Derechos Nicaragua Nunca Más el pasado 25 de julio en una visita realizada en la zona fronteriza.

varados en la frontera de Peñas Blancas
Varados en la frontera de Peñas Blancas

El Colectivo ha brindado acompañamiento a estos nicaragüenses varados des de julio de el 18 de julio de 2020 y constató el agravamiento de sus condiciones. La falta de atención médica, alimentación adecuada, aglomeración, exposición solar, la lluvia y las condiciones climáticas comenzaron a provocar estragos en la salud de esta población afectada, particularmente dos mujeres embarazadas que sufrieron desmayos, así como la afectación de niñas, niños y personas adultas mayores.

Por la gravedad de la situación, integrantes de la Cruz Roja Costarricense se hicieron presente el sábado 25 de julio, brindado atención médica y auxilio a las mujeres embarazadas, incluyendo traslados a unidades de salud costarricense. Dicha asistencia humanitaria, debería realizarla la Cruz Roja Nicaragüense.

El Colectivo constató que agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) ejercen violencia contra las personas sobre la línea fronteriza para mantenerlos contra el muro con el objetivo de despejar la vía y facilitar el tránsito de transporte de carga.

“Verificamos que varias de las personas que ejercieron vocería denunciando ante el Colectivo y medios de comunicación, fueron amenazados, forzándolos a retornar y solicitar protección internacional a Costa Rica. En esa lógica represiva, observamos que agentes policiales y de migración nicaragüenses, tomaban fotografías y videos a quienes interactuaban con los defensores y periodistas”, señala Yader Valdivia, abogado y defensor del Colectivo.

Se conoció que por el bloqueo y porque fuerzas policiales nicaragüenses alientan el ingreso por puntos ciegos al país, decenas de personas han intentado cruzar hacia Nicaragua, siendo expuestas a su integridad y seguridad personal, incluyendo robos.

“Conocimos de la devolución hacia Costa Rica por parte del Ejército de Nicaragua, según lo denunciaron personas que encontramos en el área de migración costarricense, lugar donde el Colectivo verificó la presencia de más de 100 personas que se encontraban a la espera de pasar regularmente hacia Nicaragua cuya mayoría salió de dicho lugar hacia Nicaragua en la madrugada del sábado 25 de julio como lo declaró un joven devuelto por el Ejército, sin conocer sobre la suerte de los demás”, explica Gonzalo Carrión, defensor y presidente del Colectivo.

En medio de esta tragedia, la solidaridad y el apoyo humanitario se ha expresado por personas a título individual canalizados por el periodista Gerall Chávez y por organizaciones como la Iglesia Luterana Costarricense, Servicio Jesuita para Migrantes, el Centro por los Derechos Sociales de la Persona Migrante (Cenderos) médicas-os y estudiantes de medicina en el exilio, entre otras organizaciones.

Entrega de alimentos y kits de higiene
Entrega de alimentos y kits de higiene

Carrión enfatiza que “como Colectivo una vez más condenamos el ensañamiento contra la población nicaragüense. Exigimos que los dejen entrar a Nicaragua y que se garantice sin dilaciones el derecho de estas personas a regresar a sus casas y se garantice el derecho a la salud, por ser un derecho humano universal, donde la prueba negativa de COVID19 para ingresar a su país, es absolutamente inconstitucional. Además demandamos el cese de la represión y hostigamiento contra esta población por parte de las fuerzas de seguridad de Nicaragua”.

El Colectivo también solicita a los organismos internacionales de derechos humanos del Sistema de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos demanden al gobierno la implementación de acciones urgentes para que no se continúe violando los derechos de centenares de nicaragüenses que por efectos de la pandemia regresan a su país y que actualmente se encuentran varados en diferentes países.